Ministro de Gobierno inaugura Puesto de Control Móvil Fronterizo en Desaguadero
Desaguadero, BOLIVIA, 30 noviembre (ABI).- El ministro de Gobierno, Carlos Romero, inauguró el lunes 30 de noviembre el primer puesto móvil de control fronterizo, de cuatro que se instalarán para luchar contra el narcotráfico, sus delitos conexos y para evitar tránsito ilegal de extranjeros con una inversión de un millón de euros ($us 1.056.200).

"El proyecto se trabajó desde el 2013 para fortalecer el control fronterizo integral en contra del tráfico ilícito de estupefacientes y delitos conexos e instalar diferentes puestos móviles de control migratorio", explicó en un acto público que se realizó en esa población, a más de 114 Km de La Paz.

Precisó que esos puestos móviles son financiados por la Unión Europea, con una contraparte boliviana, para oficinas ambulantes, donde funcionarios de migración y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) realizarán un trabajo coordinado.

"Es importante el apoyo de la Unión Europea en la lucha contra el narcotráfico, porque nunca hubo condicionamiento político ni de ningún orden, sino más bien un trabajo comprometido y transparente", remarcó.

Recordó que entre el Gobierno boliviano y la Unión Europea hay una alianza para luchar contra los delitos de orden transnacional y fortalecer el control migratorio, como una tarea permanente.

A su juicio, en esa tarea son importantes los puestos móviles, tomando en cuenta la extensa frontera y la posibilidad de que los antisociales utilicen muchas vías alternas para ingresar personas, sustancias ilícitas y mercancías ilegales.

Recordó que los denominados delitos transnacionales se expresan en varias modalidades; tráfico de mercancías, de drogas, de personas, de órganos, de armas y distintas modalidades, que son dinámicas y generan estructuras criminales poderosas, que en muchas ocasiones operan con gran capacidad logística.

Según datos oficiales, los puestos móviles fronterizos cuentan con insumos técnicos, logísticos y tecnológicos para la lucha contra el tráfico ilícito de estupefacientes, precursores, contrabando, trata y tráfico de personas, el tráfico de armas, lavado de activos y delitos comunes.

El objetivo de esos puestos móviles, es identificar las rutas terrestres de incidencia del narcotráfico, intervenir las zonas fronterizas o las ciudades intermedias vulnerables a ese ilícito, en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), la Unidad Policial de Apoyo al Control Migratorio (Upacom), la Aduana Nacional y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Además, según la logística, en coordinación con la Armada Boliviana se implementará los controles lacustres en la población lacustre de Tiquina, Isla del Sol y Puerto Acosta.

Los puestos móviles tendrán el personal necesario de Migración, de la FELCC, 6 computadoras, 3 impresoras, 3 escáner planos, 6 escáner de pasaporte, 6 cámaras, 6 lectores de huellas y dos motocicletas.

En el acto de Desaguadero participaron el embajador de la Unión Europea, Timothy Trlot; el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres; la directora de la Dirección General de Migración, Cosset Estenssoro; Carlos Totora, Gobernador de Desaguadero Perú y Wilfredo Acarapia, alcalde de Desaguadero-Bolivia.

Fuente: ABI