Comunicado a la opinión pública (leído por el viceministro de seguridad ciudadana, carlos aparicio)


De manera apresurada y lamentable, el fiscal general del Estado puso hoy en duda el trabajo y los resultados que la Policía Boliviana y el Ministerio de Gobierno alcanzaron en materia de lucha contra el delito y seguridad ciudadana.

Con esas declaraciones, el Fiscal General se aleja del principio de objetividad que regula el funcionamiento del Ministerio Público.

La sociedad, los medios de comunicación y las instituciones de nuestro país, conocen los esfuerzos que de manera permanente y cotidiana realiza la institución del orden para luchar contra el delito.

Resulta injusto que los esfuerzos de la Policía Boliviana para capturar delincuentes no sean acompañados por una actuación profesional y eficiente de algunos fiscales.

Al contrario, la prensa informa a diario de casos de peligrosos delincuentes reincidentes que de manera sospechosa son favorecidos con medidas alternativas a la detención, para continuar perpetrando sus delitos; lo que sí constituye una causa de fondo de la persistencia de la inseguridad ciudadana.

El Ministerio de Gobierno sustenta estas afirmaciones con evidencia científica que demuestra que la incidencia criminal en Bolivia ha disminuido.

Del 2014 al 2016 se ha registrado una disminución del 8% en el total de delitos registrados por la institución verde olivo. La cifra total 104.422 casos registrados en 2014, se redujo a 96.822 casos en 2016.

El total de homicidios en 2014 fue de 936; esa cifra se redujo a 731 el 2016; las violaciones en total el 2014 fueron 3.163 y se redujeron a 2.590 el 2016. La incidencia de hurtos bajó de 5.132 a 4.694 en ese lapso de tiempo.

El robo de vehículos bajó de 4.364 a 3.729 desde el 2014 al 2016.

Con el uso de las cámaras de vigilancia se atendieron 3.116 casos el 2014; ese número subió a 8.329 casos el 2016, lo que representa un incremento del 167% de las tareas de control policial gracias a esos recursos tecnológicas.

Por tanto, la Policía Boliviana y el Ministerio de Gobierno desmienten rechazan con la contundencia de los datos, las declaraciones del Fiscal General mencionadas más arriba.

La Paz, 3 de febrero de 2017.

#MigraciónBolivia

#EstamosParaServirte